¿El cultivo de marihuana en España es legal?

Persona sosteniendo una pequeña planta de marihuana de un cultivo legal en España

¡Pues sí! La ley no prohíbe deliberadamente el cultivo de marihuana en España. No obstante, no hay libertad total para el cultivo y consumo, sino que hay ciertos requisitos para no infringir la norma.

Si quieres asegurarte de que tu cultivo es legal en nuestro país y que además no estás infringiendo ninguna norma regulatoria, ¡sigue leyendo! A continuación, veremos:

  • Ley de Seguridad Ciudadana de 2015 e interpretación de la norma.
  • La OMS despenaliza a la marihuana.
  • CBD y la comunidad médica.

La legislación española, ¿contraria a la marihuana?

Este título puede ser tan controvertido, como lo es la regulación española en materia de cultivo, consumo y distribución de marihuana. La norma actual no aclara de forma explícita ciertas cuestiones que dejan un vacío legal en este asunto.

Para entender esto, veamos qué dice la Ley de Seguridad Ciudadana aprobada, no sin escándalos, en el año 2015. La conocida como Ley Mordaza expone, y citamos textualmente, que se castigará “La ejecución de actos de plantación y cultivo ilícitos de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas en lugares visibles al público, no constitutivos de delito”.

Esto hace pensar que en España estamos lejos de que el cultivo sea legal. No obstante, cuando recurrimos al artículo 368 del Código Penal en relación con esta cuestión, vemos que no es ilegal cuando estas actividades “no se realice en lugares visibles al público”.

Por lo tanto, podemos llegar a la conclusión de que en España se pueden realizar cultivos de marihuana,. Siempre y cuando sea en un lugar privado y destinado al consumo propio o compartido.

Sin embargo, sí está penalizado, y castigado con sanciones económicas y penales, la distribución de marihuana con fines lucrativos. En este caso, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado tienen potestad para realizar registros en espacios privados.

Por lo tanto, a modo de resumen, podemos decir que en España es legal cultivar marihuana siempre que la plantación:

  • No sea visible al público.
  • Esté destinada al autoconsumo.
  • No sea destinada a actividades con ánimo de lucro.

El autoconsumo. ¿Cuánto y dónde?

Este es otro de los debates que no quedan claros y generan vacíos legales que habitualmente perjudican a los consumidores. La gran pregunta es: ¿Cuánto puedo cultivar para que se considere autoconsumo? No tenemos una respuesta legal y unánime. Pero hemos recopilado algunas “voces” para tratar de dar respuesta a esta cuestión.

Por ejemplo, la Federación de Asociaciones de Cannabis. Esta organización aconseja el consumo de unos 60 gramos mensuales por cada persona. Igualmente, navegando en Internet encontramos algunos testimonios que suben la dosis hasta 100-200 gramos en cuanto al baremo que utiliza la policía.

Asimismo, el consumo debe ser en un lugar no público. Por lo tanto, el cultivo en los clubs sociales no estaría prohibido, ya que se trata de grupos cerrados y con un uso controlado.

¿Qué tiene que decir la Organización Mundial de la Salud?

A propósito del debate que sobrevuela el cultivo de marihuana, a finales del pasado año la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha retirado al cannabis de la lista IV de la Convención sobre Drogas de 1961.

Es decir, este organismo internacional ha realizado una revisión científica y ha puesto de manifiesto que esta sustancia cuenta con propiedades terapéuticas. Por este motivo, abandona la lista después de años de discusiones.

Este tipo de decisiones ponen de relieve la necesidad de crear una legislación que aclare las cuestiones que quedan en el aire. Asegurando un consumo regulado, seguro y sin riesgos. Atendiendo siempre a los informes de expertos y los análisis científicos que avalen las investigaciones.

En este mismo sentido, el CBD es uno de los cannbinoides más populares en la actualidad para su aplicación medicinal. Diversas investigaciones han concluido que cuenta con propiedades beneficiosas para el organismo. Por ello, no es de extrañar que en 2017 la OMS afirmaba que no tiene efectos nocivos para la salud y que no genera adicción.

Aunque no hubo una respuesta grandiosa legislativamente hablando, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, en su marco legar, permite la comercialización de productos con CBD. Sin embargo, la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) continua reticente para aceptarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *