Diferencias entre LED y LEC: Claves para elegir la mejor iluminación para tu cultivo

Existen multitud de factores que inciden en el perfecto crecimiento de nuestro cultivo de cannabis, pero sin lugar a dudas uno de los factores estrella para que nuestras plantas crezcan de manera notable y conservando sus propiedades es el de una iluminación top. La iluminación puede ser de diferentes tipos, y está enfocada sobre todo a aquellos cultivos que crecen en el interior de un recinto.

En el presente artículo vamos a establecer una comparativa de ventajas, debilidades y aspectos más característicos entre el tipo de iluminación para cultivos LED y la iluminación para cultivos LEC, los dos tipos más utilizados por los consumidores y usuarios de este tipo de plantaciones. Si estás interesado en iniciar la plantación de un cultivo de cannabis en interior has de tener en cuenta los siguientes consejos.

Iluminación LEC para cultivos de cannabis

La iluminación LEC está siendo cada vez más utilizada por los particulares que inician sus plantaciones, ya que se trata de un tipo de iluminación más eficiente que con los métodos convencionales y el espectro lumínico que ofrece es mayor que en el resto de tipos de iluminación (similar a la luz que emite el sol).

Además, las bombillas de tipo LEC emiten menos calor que otros tipos de iluminación, provocando que la gestión del cultivo sea más sencilla y menos costosa económicamente. Generaremos la mitad de calor en el cultivo que utilizando una bombilla convencional de sodio.

Si continuamos con las ventajas de la iluminación LEC, cabe destacar que la vida útil de las bombillas LEC es mucho mayor que el de las bombillas de sodio (más de 20.000 horas de vida útil con respecto a las bombillas convencionales, que tienen entre 10.000 y 15 horas de vida útil).

Iluminación LED para cultivos de cannabis

El sistema de iluminación LED para el cultivo de cannabis supuso en sus inicios una revolución en los cultivos de interior. ¿El motivo? Es bien sencillo. La potencia de sus bombillas se mantiene durante todo el proceso de vida útil, aprovechando en todo momento el máximo de su potencia. Además, su consumo es un 25% inferior al de las bombillas convencionales y ofrece múltiples facilidades para el cultivo de interior.

Otra de las ventajas que tiene la iluminación LED para cultivos de cannabis es que no necesita de un sistema de ventilación de gran potencia, ya que desprenden muy poco calor durante su uso ¿Cómo afecta este hecho a las plantaciones? Al ser la irradiación del calor más baja, los olores de las plantas se volatilizan menos y como consecuencia el producto final es de mejor calidad.

¿Has elegido tu tipo de iluminación preferida? En Cultiva Grow estamos a tu disposición para asesorarte con las mejores opciones y herramientas para un cultivo totalmente exitoso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *