Los mejores consejos para cuidar las plantas de interior

Recientemente, te has hecho con una planta de interior. En la mayoría de las ocasiones, pensamos que cuidar este tipo de plantas es tarea simple, pero, cuando las hojas empiezan a perder color, se caen y finalmente mueren nos preguntamos qué hemos hecho mal.

Hay muchas variables a tener en cuenta a la hora de cuidar nuestras plantas interiores. Estas requieren de cuidados especiales cómo la luz, el riego, la temperatura etc. Si estos factores no son los adecuados, las plantas acaban muriendo.

Entonces… ¿Qué debo hacer para que mis plantas tengan un buen estado? A continuación te lo contamos.

7 CONSEJOS BÁSICOS PARA CUIDAR DE TUS PLANTAS INTERIORES

Para que nuestras plantas de interior puedan tener un aspecto saludable, ten en cuenta estos consejos:

FALTA DE LUZ

La ausencia de luz es una de las razones más habituales por las que nuestra planta tendrá un mal aspecto. No todas se comportan de la misma manera, pero en general, con colocar tu planta de interior cerca de la ventana, balcón, vidriera o galería, con una luminosidad suficiente para que estas puedan realizar su función más vital, la fotosíntesis.

EXCESO DE AGUA

Una de las preguntas más frecuentes es, ¿cada cuánto riego mi planta? La respuesta es sencilla, simplemente hay que tener en cuenta que las plantas de interior necesitan un riego menos frecuente.

Por costumbre, hidratamos en abundancia las plantas del jardín o de la terraza cuando llega el verano, reduciendo de forma notable el riego al acercarse el invierno. Las plantas de interior, al encontrarse en un ambiente más protegido no necesitan variar tanto según las estaciones.

FALTA DE HUMEDAD

Las plantas más comunes adoptadas en nuestras casas son especies tropicales. Este tipo de especie necesita un alto índice de humedad. Claro está que nuestra vivienda se aleja mucho de un clima tropical por lo que estas plantas pueden presentar algún tipo de carencia debido al cambio de clima. El síntoma más habitual son las hojas con las puntas secas.

Esto se puede evitar con algo de cariño, de forma que pulverizamos la planta de forma frecuente, procurando solo mojar las hojas y no las flores.

TEMPERATURA ADECUADA

Las corrientes de aire o los cambios bruscos de temperatura son otro problema común en las plantas de interior. Con frecuencia, este tipo de condiciones hacen que la planta pierda sus hojas.

Hay que tener en cuenta factores cómo el uso del aire acondicionado o el radiador, ya que su proximidad puede hacer que estas salgan perjudicadas.

CAMBIO DE MACETA

Es inevitable tener que cambiar de maceta con el paso dle tiempo debido al crecimiento de nuestra planta. No es bueno que la planta se encuentre apretada en el macetero ya que tienden a enrollarse al buscar cómo crecer, por lo que acaban ocupando todo el espacio y se quedan sin aire.

ABONAR

En relación con el cambio de maceta, las carencias de nutrientes se hacen evidentes si no se toman las medidas adecuadas. Las reservas de sustrato se agotan pronto, por lo que hay que seguir alimentando la planta.

La fase más importante en la que esta característica es fundamental es en la fase de crecimiento y la de floración.

HONGOS Y PLAGAS

Es común que las plantas de interior se enfermen por la presencia de plagas. Debemos estar atentos a cualquier tipo de manchas en las hojas o a la presencia de signos extraños. Recuerda que ante esto, es recomendable en todo momento consultar con un especialista.

Las plantas contribuyen a la decoración de los ambientes, pero no es su única función. Estas realizan una tarea muy valiosa para la oxigenación e hidratación del lugar. Por ello, es importante tomar este tipo de precauciones para que se pueda mantener en las mejores condiciones.

Con los diferentes productos de Green BioSystems podrás mantener tus plantas en un estado saludable. Si tienes cualquier consulta, no dudes en contactar con nosotros sin ningún compromiso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *